viernes, 5 de enero de 2007

Australia 2006


Los milagros de Baghdatis duraron hasta el segundo set de la final del Abierto de Australia. A partir de ese momento, el suizo Roger Federer tomó el mando y se adjudicó por segunda vez el primer Grand Slam de la temporada (5-7, 7-5, 6-0 y 6-2). El número uno del mundo suma el séptimo 'grande' de su carrera.